Unifique toda su gestión a través de una única plataforma

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) han permitido a las organizaciones obtener el control de las actividades realizadas. Primero, y de forma individualizada, para cubrir la gestión tradicional: Contabilidad, Ventas, Compras, etc., y segundo, en respuesta a las necesidades de otras actividades o áreas que no estaban cubiertas, como son la gestión de Clientes, los Recursos, Calidad, Innovación, Logística, etc.

Hasta hace poco, no era posible aglutinar sobre un mismo escenario las distintas tecnologías en uso de la mayoría de las empresas, especialmente las Pymes. Esto está cambiando, y no solamente por la evolución de las herramientas de desarrollo, sino también por los aplicativos de software empresarial diseñados con estas herramientas de programación modernas.

Este es el panorama tecnológico con el que solemos tropezar; un mapa de múltiples soluciones que deberíamos poder armonizar para llegar al objetivo de contar con una única gestión global.

La integración permite ser más competitivos en una realidad en la que la agilidad es la clave.

Un ejemplo de gestión global, lo tenemos en los llamados sistemas BPM (Business Process Management) o aplicaciones para gestionar la actividad empresarial mediante procesos, que han abierto una puerta para unificar y liderar los diferentes sistemas existentes en la empresa, y lograr armonizar toda la actividad empresarial mediante el uso de una única plataforma. En este caso, utilizando un BPM como “Core” organizativo global.

Con este sistema, al trabajar en el día a día, la suite BPM registra toda la información que generan las actividades a lo largo de sus flujos coordinados (procesos), tanto la que introducen los usuarios manualmente como la que se genera automáticamente por el sistema o por la integración con las aplicaciones externas (ERP, Legacy, etc.) así como por sensores y otros dispositivos, incluidos los registros de los valores de KPI (Key Performance Indicators) definidos con el fin de analizar el rendimiento de los procesos para la toma de decisiones.

De esta forma, toda esta información queda automáticamente registrada y organizada según la estructuración que se haya determinado, para que las herramientas de Inteligencia de la suite: BAM (Business Activity Monitoring), Cuadro de Mandos, BI (Business Intelligence), Reportes, etc. automaticen también la observación, el control y el análisis de los hechos y los datos de la organización.

Además, con esta tecnología se consigue un ahorro de tiempos y costes considerable, así como tener la información correcta disponible en el menor tiempo posible. Es mucho más fácil buscar en una sola plataforma, que acordarse de en cuál de todas estaba la información que precisamos en cada momento.