¿Reducir costes en su empresa? …sin que afecte a la calidad

Aunque últimamente parece que no esté de moda hablar de este tema, es un hecho que a cualquier empresa le interesa la reducción de costes.

La importancia de reducir costes en el contexto empresarial se justifica por sí sola, ya que el coste de materiales, servicios y gastos generales, sumados, conforman una de las mayores partidas en los presupuestos de las empresas. Además, suele ser más fácil y rápido incrementar los beneficios a través de la reducción de costes y gastos, que incrementar los ingresos.

Pero ¿qué estrategia aplicar para reducir costes sin afectar a la calidad del producto o servicio?

En la actualidad, sin duda, la forma de afrontar el reto de la reducción de costes y gastos sin que afecte a la calidad pasa, además de una acertada estrategia y de la siempre necesaria profesionalidad del personal implicado, por la optimización de los procesos productivos y administrativos de la entidad mediante la innovación tecnológica.

Quede claro que disponer de la mejor tecnología no es suficiente, pero sí es necesario para competir hoy día.

Centrándonos en los procesos administrativos, la gestión de los procesos con un software de gestión iBPMS (Intelligent Business Process Management Suite) implementado de forma correcta, permite:

  • Optimizar la ejecución diaria de los procesos de la empresa mediante la automatización de todos los trabajos que puedan ser automatizados y la simplificación del resto de trabajos (que serán realizados por las personas), además de la coordinación de todos estos trabajos.
  • Utilizar de forma efectiva, integrada y coordinada las últimas tecnologías digitales.
  • Maximizar la satisfacción de terceros (clientes, proveedores, subcontratados, agentes, partners, etc.) ya que, al participar directamente en los procesos automatizados de la empresa, se simplifica, agiliza y personaliza el servicio.

 

Así, la implantación de una plataforma iBPMS como AuraPortal produce beneficios operativos inmediatos que se hacen patentes en aspectos como:

  • Máximo aumento de la productividad.
  • Reducción media del 70% del tiempo de tramitación de los procesos.
  • Drástica reducción de los costes administrativos.
  • Considerable incremento de la capacidad de control y análisis.

 

Y una mayor rapidez y adaptación a los cambios en la empresa.

Además de otros muchos beneficios no operativos como:

  • Una Mejora de las relaciones personales entre Empleados.
  • Una Mejora de las relaciones con los Externos (proveedores, etc.).
  • El Cumplimiento escrupuloso de las Normativas.
  • La automatización del Ciclo de Mejora Continua.

No Comments

Post A Comment